Viernes, 10 de Mayo de 1940

|
FRENTE OCCIDENTAL: 03:45 de la madrugada del Jueves al Viernes. Miles de oficiales y soldados de la Luftwaffe duermen placidamente en sus camas o sus literas en la veintena de aeródromos desperdigados por el occidente de Alemania. De repente suenan las alarmas. De inmediato las tripulaciones de los aviones forman y los mecánicos comienzan a preparar los aviones; nadie tiene ni idea de que está ocurriendo. ¿Atacan los franceses? ¿Los aliados avanzan hacia Alemania? Los desconcertados oficiales son reunidos a toda prisa para una improvisada reunión informativa: ellos, la Luftwaffe, van a ser la punta de lanza de la gran ofensiva sobre occidente, una operación militar de tal envergadura y tal audacia como nunca se había visto. A las 04:00 los primeros aviones despegaban; media hora más tarde los panzer alemanes cruzaban la frontera con Luxemburgo. FALL GELB HA COMENZADO.



Alemania ha organizado a sus fuerzas terrestres en tres grupos de ejército. En el sector de Alsacia-Lorena (lo llamaremos sector sur a efecto prácticos) el Heeresgruppe C del general Von Leeb cuenta con los Ejércitos 1º y 7º (19 divisiones en total); su misión será defender la frontera franco-alemana e impedir que las guarniciones de la Línea Maginot puedan retirarse a otros frentes. El Heeresgruppe A (sector central) del general Von Runstedt es la principal fuerza de choque alemana. Cuenta con los Ejércitos 4º, 12º y 16º, además de los Panzerkorps XV (Hoth), XLI (Reinhardt) y XIX (Guderian); en total 45 divisiones de infantería y 7 panzers. El Heeresgruppe A tiene la misión fundamental de romper el frente por Las Ardenas y luego dirigirse hacia el mar. Por último, el Heeresgruppe B del general von Bock, con los ejércitos 6º y 18º (29 divisiones de infantería y 3 panzer) lanzará un ataque al norte de Runstedt para proteger el flanco derecho de su avance al tiempo que hostiga a los aliados que entrarán en Bélgica.


Mapa de Operaciones de los primeros días de Fall Gelb. Pinchar para ver más grande


A las 04:30 los primeros bombarderos alemanes llegan a Amberes, en Bégica; las bombas son primera notificación “oficial” de que su país está en guerra con Alemania. Holanda también recibe un primer “aviso” cuando aviones alemanes bombardean La Haya, llegando a ametrallar las calles de la ciudad. Pero el objetivo principal de la Luftwaffe en ambos países son los aeródromos: y los avezados pilotos alemanes consiguen su objetivo: en pocas horas todos los aeródromos belgas y holandeses están en llamas: entre 300 y 400 aparatos enemigos son destruidos en tierra, es decir, la mitad de la Fuerza Aérea Holandesa y dos tercios de la Belga. Tampoco Francia se libra: miles de aviones alemanes se lanzan en masa contra polvorines, centro de suministros, nudos ferroviarios y, sobre todo, aeródromos. Sin embargo, en Francia los alemanes no consiguen neutralizar las fuerzas aéreas enemigas, y según los aliados, solo se pierden 7 aparatos de la RAF y 4 franceses. Sin embargo, a las 4:50, Francia recibe el primero de muchos bombardeos en masa sobre la población civil, cuando la Luftwaffe bombardee la localidad de Méry sur Oise, al sur de París. ¿Qué objetivo militar tenía esa localidad? Ninguno, pero los planificadores germanos creían que podían provocar una oleada de refugiados que paralizarían las comunicaciones terrestres. No van desencaminados: cuando termine el día de hoy, 25.000 refugiados belgas y franceses saturarán las carreteras del norte.

Junto con los aviones de combate, viajan decenas de aviones de transporte Ju-53 y planeadores, en cuyo interior están los hombres de la 7ª División Fallshirm del general Student. La mayoría de los paracaidistas alemanes saltarán sobre Holanda con el fin de capturar rapidamente los nudos de comunicaciones. Sin embargo, un grupo de 11 planeadores se adentra en Bélgica y lanza a 85 paracaidistas. Su misión es capturar el fuerte Eben Emael, una imponente fortaleza que protege Lieja y cuya captura era esencial para Fall Gelb. Pese a sufrir algunas bajas accidentales durante el aterrizaje, el destacamento, dirigido por el teniente Witzig, consigue infiltrarse en la fortaleza y pillarlos por sorpresa; utilizando potentes explosivos y tácticas de infiltración, menos de un centenar de paracaidistas consiguen neutralizar nada más y nada menos que a 1.200 belgas. Aunque la guarnición no se rinde hasta las 12:15, la neutralización de Eben Emael abre las puertas al avance terrestre de Fall Gelb.





El avance principal de Fall Gelb lo realizaba una inmensa columna acorazada de casi 160 km. de longitud, potentemente cubierta por patrullas de interceptores Bf-109. Por su parte, a las 07:00, un confundido general Gamelin da la orden a los aliados de iniciar el Plan Dyle. Los aliados, sumando a los belgas y a los holandeses, contaban con 144 divisiones, con 3.300.000 hombres. Pero las cifras son engañosas: belgas y holandeses tenían poca capacidad de combate, y un buen número de divisiones francesas quedaron inmovilizadas en la Línea Maginot. Con todo, contaban con fuerzas bastante considerables. El avance aliado hacia el interior de Bélgica lo protagonizó el 1º Grupo de Ejércitos de Billote, que incluía los Ejércitos Franceses 7º, 1º y 9º y a la BEF británica. Cuando Hitler se enteró, horas más tarde, de que los aliados penetraban en Bélgica, casi le da un ataque… de alegría. Habían caído en la trampa de Fall Gelb y no sabían que el eje principal alemán era la inmensa cuña blindada que ya estaba avanzando por el bosque de Las Ardenas…

En los Países Bajos el Heeresgruppe B avanza sin oposición. La sorpresa es total y la cobertura aérea facilita el avance en dirección a Amberes. El 18º Ejército ocupa penetra por el sur Holanda, obligando a los holandeses a retirarse detrás de Maastricht y volar los puentes. Algo más al sur, el 6º Ejército hace lo mismo con el norte de Bélgica. Solo la llegada a última hora de la tarde del 7º Ejército Francés detendrá el avance alemán en la zona. Y así concluye el día: Alemania ha conseguido una victoria sorpresiva, ha desmontado los operativos defensivos holandeses y belgas y ha penetrado profundamente en ambos países. Los aliados han entrado rápidamente en Bélgica pese a que su retaguardia ha sufrido enormes destrozos a manos de la Luftwaffe. Y el Heeresgruppe A avanza casi de manera inadvertida a través de Las Ardenas hacia una localidad de infausto nombre para los franceses: Sedán.





LONDRES: Hay veces que todos los sucesos importantes se suceden en un mismo día. Tras la dimisión ayer de Chamberlain, los conservadores aceptan proponer a Winston Churchill, el Primer Lord del Almirantazgo, como nuevo jefe del gobierno. Churchill es un político que ha pasado en menos de un año de ser considerado un extremista belicista y anticuado a una de las voces más respetadas del gobierno británico, gracias a su oposición al nazismo desde muy temprana fecha. Sus compañeros de partido preferían a Lord Halifax como Primer Ministro, pero la oposición del resto de grupos y la imposibilidad de que Halifax pueda hablar en los Comunes por su posición como par, los han movido hacia Churchill. Además, Churchill cuenta con el nada desdeñable apoyo de la oposición laborista, por lo que la formación de un gobierno nacional es ya una posibilidad plausible. El rey Jorge lo nombra y la Cámara de los Comunes lo ratifica como Primer Ministro. Y para empezar, Churchill se enfrenta a que la Guerra ha cambiado en pocas horas completamente de curso…


El León del Imoerio Británico...



MAR DEL NORTE: En el puerto de Rottedam, la Luftwaffe hunde al destructor holandés Van Galen, la primera pérdida naval holandesa a manos enemigas en casi un siglo. En la costa inglesa, el pequeño vapor Henry Woodall (625 tn.) se hunde a causa de una mina.

6 comentarios:

Cayetano dijo...

Empieza la ofensiva oeste. Se acabó lo que se daba. La verdadera guerra empieza ahora.

José Luis de la Mata Sacristán dijo...

Los alemanes aplicando lo que aprendieron en España, utilizar la población civil como arma de guerra...

Francisco dijo...

Hay que considerar que, quitando la parte ideológica del nazismo, es muy meritorio lo que consiguió hacer Hitler con una alemania hundida en la crisis y humillada en europa. Lástima que lo aplicase a fines bélicos y racistas y que los aliados no se diesen cuenta de lo que les esperaba...

Bragi dijo...

Lo del fuerte Eben Emael es una clara muestra de la pasta de la que estaban hechos los soldados alemanes. Sin duda alguna el ejército alemán es el más capacitado del momento, solo la tenacidad de figuras como la del recién nombrado Primer Ministro Británico van a evitar que la sombra del nazismo se apodere de la totalidad de Europa...

Abraham Castañeda Ortiz dijo...

Curiosa imagen la de los aviones juraria que son spitfires capturados

Desorbitao dijo...

He comparado fotos y a mí también me parecen spitfires, ¿alguien puesto en aviones que nos saque de dudas?

Publicar un comentario