Domingo, 16 de Junio de 1940

|
FRENTE OCCIDENTAL: Parte de las unidades acorazadas del Panzergruppe de Guderian alcanzan Dijon en un veloz avance, mientras el resto cruza el Soone y se dirigen al este para cortar la retirada del 2º Grupo de Ejércitos Francés. Mientras, en Alsacia, tropas del 7º Ejército Alemán atraviesan las principales defensas fortificadas francesas, tomando la ciudad de Colmar.




La derrota francesa es ya un hecho consumado, y los propios políticos franceses van comprendiendo la inutilidad de proseguir la guerra. El Primer Ministro Paul Reynaud dimite de sus puestos en el gobierno tras la entrada de los alemanes en París. A las 23:00 horas se confirma el nuevo gabinete del mariscal Petain, anunciando por la radio que Francia se verá obligada a cesar la lucha. Propone un armisticio con el victorioso III Reich alemán a través del Vaticano y España, por lo cual muchos franceses le consideran un traidor. El general De Gaulle contempla este gobierno como legal, pero se niega a aceptar la rendición o la derrota. El general propone al gobierno del Reino Unido que anexione el territorio de Francia para que lo administre y lo defienda como suyo hasta que los alemanes sean expulsados. Los franceses se enrolarían en los ejércitos británicos, serían ciudadanos británicos con todas sus obligaciones y derechos, y los funcionarios franceses servirían al estado británico.



Por su parte, Petain pregunta al gobierno del Reino Unido si en la actual coyuntura este le puede relevar del compromiso, adquirido por Francia en una conferencia del Comando Supremo Aliado, de no alcanzar una paz separada con Alemania. Los británicos aceptan, sugiriendo que el nuevo estado francés sea anexionado como ha propuesto De Gaulle, a lo que el presidente francés se niega. La cuestión no hace demasiada gracia a Petain, quien ordena la detención de De Gaulle. El general y sub-secretario de Defensa llega esta noche a Burdeos, donde pedirá ayuda al general británico Spears, enlace entre las fuerzas armadas francesas e inglesas, para escapar a Gran Bretaña.


CANADÁ: El buque de guerra británico HMS Revenge arriba en Halifax, Canadá, cargado con 40.000.000 de libras esterlinas en oro procedentes del Banco de Inglaterra, para su salvaguarda ante una posible invasión alemana de Gran Bretaña.


ATLÁNTICO NORTE: El U-101 hunde al mercante inglés Wellington Star (13.212 tn.) y el UA al mercante armado HMS Andanza (13.950 tn.).

4 comentarios:

Lacerta dijo...

Wow... la desesperación de De Gaulle: prefiere incorporar su patria a la pérfida Albión antes de ver victoriosos a los alemanes.
Tiempos difíciles sin duda...

Cayetano dijo...

Lo de De Gaulle es lógico: se trata de la supervivencia de la república francesa frente al gigante alemán, un acto desesperado. Otra cosa muy distinta es lo que va a ocurrir: una Francia ocupada y colaboracionista (Petain)

Francisco dijo...

Pero Cayetano, hay que comprender tambien a Petain. Sabe que si incorpora lo que queda de Francia a Gran Bretaña, los alemanes no pararán. Así al menos, con esta "bajada de pantalones", asegura que una zona de Francia quedará "libre".

José Luis de la Mata Sacristán dijo...

ignoraba esta petición de De Gaulle, pero como dice Cayetano es del todo lógica dadas las circunstancias...

Publicar un comentario