Lunes, 23 de Octubre de 1939

|
FRENTE OCCIDENTAL: Terminan las fuertes lluvias de los dos días anteriores. Se producen algunas escaramuzas entre patrullas en el área al oeste del río Sarre.


MAR DEL NORTE: En el Mar del Norte, la semana comienza con grandes movimientos de buques británicos. Un fuerte destacamento naval de la Home Fleet británica escolta un enorme convoy que transporta mineral de hierro desde el puerto noruego de Narvik hasta Inglaterra. La misión durará hasta el 31 de Octubre y muestra la importancia que para ambos bandos tiene el suministro de hierro sueco que sale de Noruega.


MOSCÚ: Comienza una segunda ronda de contactos entre diplomáticos soviéticos y finlandeses. Pese a que ambas partes han conseguido reanudar las negociaciones, ya se respira un ambiente de preguerra, y ninguno de los dos países se mueve de sus posiciones y exigencias.


ROMA: El Vaticano y el gobierno italiano elevan una tímida protesta a Alemania por el violento trato que están sufriendo los católicos polacos.

4 comentarios:

La Dame Masquée dijo...

Compas de espera, pero ya entonces se percibe como inevitable una escalada de las hostilidades, por lo que se ve. La guerra es imparable.

Feliz fin de semana, monsieur

Bisous

José Luis de la Mata Sacristán dijo...

Hay que ver lo timido que es el Vaticano para algunas cosas y lo fiero que es para otras... sobre todo si de sexo hablamos...

Cayetano dijo...

A la Iglesia vaticana le preocupan los católicos polacos. Mal pago hizo a su memoria cuando al acabar el conflicto contribuyó a que los nazis se pudieran escapar a latinoamérica, vía España: "la ruta de las ratas".
Un saludo.

Rafael B. dijo...

Cayetano y eso de que el Vaticano "contribuyó" en qué panfleto lo has leído.
José Luis anda bien de tópicos, es el problema de la lectura selectiva y de los adjetivos mal colocados. Aparte de ver las cosas anacrónicamente, lo que es un riesgo.

Publicar un comentario