Domingo, 12 de Noviembre de 1939

|
ALEMANIA: Continúa la represión tras el fallido atentado contra Hitler del día 8. La GESTAPO cree que Georg Elser, el relojero que colocó la bomba de Munich, tenía cómplices dentro de Alemania o incluso que fue auxiliado por los servicios secretos británicos. Por ello, cientos de disidentes y judíos son detenidos, interrogados y enviados a los campos de concentración. La realidad es que Eisler actuó solo y por cuenta propia, pero eso parece importar poco a la policía secreta del Reich.

En otro orden de cosas, hoy realiza su primer vuelo de prueba el Heinkel He-177 Greif. El He-177 (en la foto) ha sido ideado como un bombardero pesado, capaz de transportar una carga de una tonelada de bombas con un alcance de hasta 6.700 kilómetros. Lo cierto es que He-177 está llamado a convertirse… en el proyecto aeronáutico más insatisfactorio de toda la Guerra. El elevado peso y tamaño del avión hacen que sea muy difícil el diseño de su estructura. También los motores, el blindaje y las torretas defensivas están dando, y darán, tremendos problemas a ingenieros y pilotos. Hasta Marzo de 1942 no estarán disponibles para Luftwaffe las primeras unidades operativas, y aun entonces, los pilotos alemanes tratarán de evitar un avión excesivamente lento, pesado y mal protegido.


LONDRES: El rey Jorge VI rechaza públicamente la oferta de mediación presentada por los monarcas de Bélgica y Holanda. También hoy, el Primer Lord del Almirantazgo, Winston Churchill, sin tener ni idea de lo que está por llegar, afirma en una alocución radiofónica que Gran Bretaña ha ganado la primera fase de esta guerra.


PARIS: Al igual que el monarca británico, el Presidente de la Repúbica Albert Lebrun rechaza oficialmente la propuesta de mediación realizada el pasado día 7 por los soberanos de Bélgica y Holanda. Mientras, un profeta clama en el desierto. El General Charles de Gaulle urge en un informe al estado mayor francés a que reconsidere su estrategia sobre el uso de blindados. Según De Gaulle, la experiencia de Polonia ha demostrado la inutilidad de mantener a los carros de combate diseminados entre las divisiones de infantería. En opinión del general, habría que retirarlos inmediatamente y reorganizarlos como divisiones blindadas a imagen de las alemanas. La propuesta de De Gaulle es inmediatamente rechazada.


FRENTE OCCIDENTAL: Ajenos a los movimientos políticos y diplomáticos, los soldados franceses e ingleses que luchan en el Frente Occidental reciben hoy una agradable sorpresa. La ENSA (Entertainments National Service Association), una organización creada poco antes de que estallara la Guerra con el fin de entretener a las tropas, realiza hoy su primer concierto en el Frente Occidental. Las estrellas de esta noche son Maurice Chevallier y Gracie Fields. Aunque el de hoy ha sido un agradable paréntesis dentro de la monotonía de la “Falsa Guerra”, otros espectáculos de la ENSA no serán tan brillantes. En pocos meses los soldados ingleses afirmarán que ENSA son las siglas de Every Night Something Awful, Cada Noche Algo Aburrido. Con todo, hay que reconocer que ENSA contribuyó (o al menos intentó) hacer un poco más agradable la vida a los soldados británicos desplegados por todo el globo durante los años de guerra, desde los refugios antiaéreos del Londres del Blitz hasta los recónditos rincones de la selva de Birmania.

5 comentarios:

lbo dijo...

Enhorabuena por lo interesante de las anotaciones. Buscando información suplementaria me doy cuenta de la siguiente errata en el nombre del relojero: Johann Georg Elser

José Luis de la Mata Sacristán dijo...

Una de las grandes carencias de la Luftwaffe fueron los bombarderos de largo alcance. La aviación alemana había sido diseñada para dar cobertura a la infantería dentro de un escenario de guerra relámpago. Esta carencia hizo que no pudiera bombardear correctamente el suelo inglés y que sus escasos bombarderos de largo alcance no contaran con apoyo de caza con ese mismo alcance.

En cuanto a los franceses, no les estuvo mal empleado.

Cayetano dijo...

Churchill parece estar muy animado el hombre, confiado en que las cosas van a ir mejor. ¡Qué equivocado estaba! Vienen tiempos difíciles para Inglaterra.

Rafael B. dijo...

Qué decepción el trabajo de los ingenieros alemanes, siempre había pensado que eran más eficaces...

SPITII dijo...

Ideas tenían y muy buenas, pero afortunadamente la intromisión política no favorecio demasiado el desarrollo de ciertos proyectos, sobre todo cuando en 1940 ya se veian como ganadores

Publicar un comentario