Jueves, 4 de Enero de 1940

|
FINLANDIA: El la Carretera de Raate, el coronel Siilasvuo da orden a los 11.000 hombres de la 9ª División Finlandesa de iniciar mañana el ataque principal con la 44ª División Soviética, cada vez más aislada del grueso del Ejército Soviético. En otros frentes, prosiguen los combates en el sector de Salla, donde los finlandeses presionan a los rusos en la localidad de Joutsijärvi, y en la Línea Mannerheim, donde los soviéticos lanzan otro ataque fallido en la zona de Taipale. Para animar a las tropas finlandesas, la organización de defensa voluntaria Maan Turva, que hasta ese momento colaboraba en la defensa civil contra los bombardeos enemigos, organiza un viaje de varios actores y artistas al frente. La gira, llamada “la batería antiaburrimiento”, reúne a actores, músicos y locutores de radio, con notable éxito. Fuera de las fronteras finesas, el gobierno sueco rechaza el paso de material de guerra aliado por su territorio. Algo más colaboradores son hoy los otros dos países escandinavos. En Oslo parte un primer contingente de voluntarios noruegos hacia Finlandia. En Dinamarca, un empresario anónimo dona 50 camiones a los finlandeses.


LONDRES: Entra en vigor a partir de hoy el racionamiento del bacon, el jamón y el tocino decretado días atrás. No es el único avance de hoy en el frente interno. La Royal Navy recibe del Gabinete poderes para requisar cualquier buque mercante británico. Acto seguido, todos los buques mercantes con bandera británica pasan a ser militarizados y puestos bajos las órdenes de la Marina Real, la cual los destinará a los convoyes que cruzan el Atlántico.


BERLÍN: Hitler nombra hoy a su íntimo colaborador y líder de la Luftwaffe, Hermann Goering, como Ministro Plenipotenciario de la Economía de Guerra. Es decir, a partir de hoy Goering, quien ya fue Ministro de Economía entre 1937 y 1938, obtiene total control sobre la industria bélica alemana. Hay que señalar que Goering se dedicará a esa vital tarea con notable ineficacia, y que no será hasta 1942 cuando Speer asuma la dirección económica del Reich cuando la maquinaria industrial germana rinda a su máximo. Por otra parte, la decisión de Hitler marca también el inicio del declive de otro líder nazi, el Ministro de Economía Walter Funk. Redactor de un diario económico, Funk se unió al NSDAP en 1931, iniciando una fulgurante carrera. En 1932 era diputado, y en 1933 se convertía en Jefe de Prensa del recién formado gobierno nazi. En 1938 sucedía a Goering como Ministro de Economía, cargo al que añadía en 1939 el de Director del Reichsbank, el Banco Central Alemán. Pero ahora, la estrella ascendente de Funk se apaga rápidamente. La decisión de hoy le priva de cualquier control sobre la industria bélica, y aunque mantendrá su cargo de Ministro de Economía hasta el final del Reich, sus competencias irán mermando continuamente hasta quedar prácticamente relegado del gobierno nazi.


A la izquierda Hermann Goering, comandante de la Luftwaffe y nuevo encargado de la indutria bélica nazi. A la derecha Walter Funk, Ministro de Economía con cada vez menos poder en el gobierno nazi, lo que en última instancia le salvaría la vida en Nuremberg en 1946.

5 comentarios:

Sila dijo...

Este es el auténtico 4 de Enero. La entrada de ayer estaba equivocada, lo cual ya ha sido solucionado.

Cayetano dijo...

Lo del racionamiento del bacon y el tocino en el Reino Unido seguro que lo hacían para que disminuyera la tasa de colesterol entre la población. ¿No? Jejeje.
Un saludo.

José Luis de la Mata Sacristán dijo...

Goering creo que fue el jerifalte nazi que mejor se lo montó y se pegó la vida padre... mientras duró el chiringuito nazi claro....

Sila dijo...

Cayetano: al hilo de este comentario y otro que dejaste hace un par de días sobre el racionamiento, los efectos del racionamiento en Inglaterra han sido estudiados. Y los resultados fueron bastante sorprendentes. Al contrario que en la mayoría de los países, en UK el racionamiento permitió acabar por un lado con el problema de subalimentación que afectaba todavía a muchas capas sociales, e incrementar el consumo de leche y huevos entre los niños, especialmente de las clases obreras. Por otra parte, las campañas del gobierno a favor del consumo de alimentos ricos en vitaminas, la reducción del consumo de carne y grasas y un mayor equilibrio en las dietas racionadas provocó una mejora de la nutrición inglesa.

Como resultado, las enfermedades relacionadas con la nutrición disminuyeron bruscamente, mejoró la salud de los niños (incluso se constató un pequeño incremento de la altura media) y la salud general mejoró. Vamos, que si no fuera por las bombas de la Luftwaffe estarían como reyes XD

Cayetano dijo...

O sea que no era broma lo que yo comentaba, porque gracias a la guerra se consumieron más vitaminas y más grasas. ¡Qué paradoja!

Publicar un comentario