Miércoles, 17 de Abril de 1940

|
NORUEGA: Nuevo ataque contra el aeródromo de Stavanger, solo que esta vez no es la RAF la encargada de realizarlo, sino la Royal Navy. El crucero pesado HMS Suffolk, con sus potentes cañones de 203 mm., lanza varias andanadas contra la posición alemana, destruyendo cuatro aviones alemanes y dañando parte de las instalaciones. Pero los alemanes responden: aviones Ju-88 de la KG-30 atacan al Suffolk mientras se retiraba: varias bombas hacen impacto en el crucero y algunas de sus torretas explotan. El Suffolk no se hunde por puro milagro, y conseguirá llegar a Scapa Flor, donde será reparado hasta Febrero de 1941.


El HMS Suffolk


En tierra, los alemanes conquistan a los noruegos la localidad de Konsvinger, con lo que ya disponen del control de la línea férrea que une Oslo con Suecia. También en el sector de Trondheim, la lucha por el ferrocarril que une esa ciudad con Suecia ha supuesto violentos combates entre noruegos y alemanes que se han saldado con la victoria de estos últimos en la localidad de Groeshamer. Y mientras, los británicos prosiguen con sus desembarcos: hoy, la 148ª Brigada Británica desembarca en Andalnses, al noroeste de Oslo. Su objetivo es asegurar la línea férrea que une esa localidad con Oslo. En el centro del país escandinavo, la 146ª Brigada Británica termina de desembarcar en Namsos. En el mar, otros tres submarinos noruegos son destruidos por sus tripulaciones para evitar que caigan en manos alemanas.


SUECIA: Un avión de transporte alemán con un cargamento de armas y municiones realiza un aterrizaje forzoso en la localidad sueca de Arvika, a unos 40 kilómetros de la frontera noruega. Los tripulantes de la Luftwaffe son internados por las autoridades suecas.


FRENTE OCCIDENTAL: Tropas alemanas realizan una incursión exitosa al suroeste de Merzig, en un sector defendido por los británicos. Cuatro posiciones avanzadas británicas son destruidas y los alemanes hacen algunos prisioneros.


BERLÍN: En el Palacio de Deportes de la capital del Reich, el Ministro de Propaganda Joseph Goebbels hace un discurso centrado en la obra de asistencia durante la guerra, destacando que las colectas voluntarias para el Socorro de Invierno se han incrementado en 100 millones de marcos desde que empezó la guerra. El ministro acaba su discurso con estas palabras: “Con fe absoluta en el Führer, la Patria va a trabajar y el frente a combatir, y con todo ello, Alemania vencerá.




MAR DEL NORTE: Al oeste de las Islas Shetlands, un torpedo lanzado por el U-13 hunde, a las 17:33, al vapor británico Swainby, de 4.935 toneladas. Los 38 tripulantes son rescatados más adelante.

5 comentarios:

Cayetano dijo...

"Fe absoluta en el führer", eso era precisamente lo que tenía el señor Goebbels en su líder, llegando incluso hasta la inmolación junto a él en el búnker de Berlín. Más que una ideología lo vivía como una religión. En ella el dios era Hitler. ¡Vaya panda de iluminados!

Francisco dijo...

Hay una cosilla que no entiendo. Dices que en Suecia las autoridades Noruegas internan a los aviadores alemanes. Qué carajo hacen autoridades noruegas en Suecia?

Francisco dijo...

Por cierto, llevo leyendo el foro desde septiembre, pero no se que le pasaba al Firefox a la hora de enviar mensajes que no los aceptaba, y me negaba a usar el Explorer. Parece que está arreglado.
Felicidades por el blog, lo leo a diario y me encanta!

Sila dijo...

Gracias Francisco! Respecto a lo que dices, las autoridades son suecas. Un lapsus mío al escribir y un motivo para prestar más atención al revisar los textos jejeje

Un saludo a todos

Francisco dijo...

No pasa nada Sila, eso demuestra que tu trabajo es de manufactura artesanal. Felicidades nuevamente!

Publicar un comentario