Martes, 4 de Junio de 1940

|
FRENTE OCCIDENTAL: A las 03:40 horas zarpa el último buque de la Operación Dynamo, que en total ha evacuado de Dunkerque 224.000 británicos, 112.000 franceses, y 2.000 belgas y holandeses, a bordo de una flotilla de 848 barcos. Para cubrirla la RAF realizó 2.740 misiones, perdiendo 177 aviones y 80 pilotos. La Luftwaffe, que realizó 1.880 misiones de bombardeo y 2.000 de caza, perdió 156 aviones, pero ha hundido 6 destructores británicos y 3 franceses de los 40 que participaron, además unos 200 barcos civiles por valor de 126.000 toneladas. Poco después, a las 09:40 horas, el 18º Ejército alemán toma Dunkerque y las playas circundantes, donde apresa unos 35.000 soldados de 1º Ejército Francés, al mando del general Beaufrére, que esperaban su embarque, sentados a la orilla del mar u ocultos en el laberinto de equipamiento abandonado. La Batalla de Dunkerque ha terminado. Aunque la propaganda del Reich presenta a Dunkerque como una magnífica victoria, lo cierto es que Alemania ha perdido su oportunidad para asestar un golpe mortal al Imperio Británico. Con todo, se ordena en Alemania que las campanas de las iglesias toquen durante tres días. Durante los combates los británicos han tenido 30.000 bajas y los alemanes 10.000 bajas; unos 1.000 civiles de Dunkerque murieron. Los alemanes capturan a los ingleses y franceses 1.200 cañones, 1.250 piezas antiaéreas, 11.000 ametralladoras, 76.000 toneladas de municiones, 25.000 vehículos, entre ellos 100 tanques Matilda, y 600 toneladas de combustible.

Periodistas alemanes entran en la recién tomada Dunkerque



LONDRES: En la capital del Reino Unido, la sensación es agridulce. Ciertamente, se han salvado gracias a la Operación Dynamo decenas de miles de vidas británicas, pero también es cierto que ese hecho no puede ocultar que Alemania ha derrotado a los aliados y que Francia ahora está indefensa, a la espera de un nuevo mazazo nazi. En un sesión que pasará a la historia en el Parlamento, el Primer Ministro Winston Churchill expone claramente la situación. Dunkerque ha sido un “bendito milagro”, pero añade que “ninguna guerra ha sido ganada jamás con retiradas”. Pero también pronuncia unas palabras que pasarán a la historia. "Hitler sabe que tendrá que aplastarnos en esta isla o perder la guerra. Lucharemos en Francia, lucharemos en los mares y océanos, lucharemos en las playas, lucharemos en los campos, lucharemos en las calles y lucharemos en las montañas. Y nunca, jamás, nos rendiremos."






NORUEGA: Al norte de Noruega, las tropas aliadas comienzan a replegarse del sector de Narvik hacia el puerto de Harstad, para embarcar rumbo a Gran Bretaña. Según lo previsto en la Operación Alphabet, organizada por la Royal Navy, la evacuación se realizará en dos grupos o convoyes: el 1º Grupo zarpará el próximo 7 de junio y el 2º Grupo al día siguiente, escoltados por escuadras lideradas por los portaaviones HMS Ark Royal y HMS Glorius. Pero los alemanes tienen sus propios planes. A las 08:00 horas, una potente escuadra de la Kriesgmarine formada por los acorazados germanos Scharnhorst y Gneisenau, el crucero Admiral Hipper y los destructores Karl Galster, Hans Lody, Erich Steinbrink y Hermann Schoemann, zarpa del puerto de Kiel rumbo a Harstad, en Noruega, para hostigar los convoyes aliados que zarpan de allí rumbo a Gran Bretaña, según las pautas de la Operación Juno. La flota está comandada por el almirante Marschall, abordo del Scharnhorst.

6 comentarios:

miguel dijo...

Estas cifras no me las sabía..!! A pesar de que las bajas alemanas fueron un poco menos respecto al de los ingleses me esperaba más de la luftwaffe creo que a partir de aquí en los futuros combates aereos que estaban bien próximos, la historia sería distinta para la RAF

Francisco dijo...

Desde luego, los aliados han salvado el primer "match ball" del partido. Van a ser unos momentos muy duros y que van a poner a prueba precisamente la tenacidad británica.
Lo que está claro, es que los alemanes lo tenian todo para vencer. No hostigar a los aliados en Dunkerke es el primero de los errores que cometieron... ahora les seguiran otros muchos mas.

Cayetano dijo...

Lo de Chuchill son las frases contundentes, lapidarias... Y lo de Dunkerque, un error de los alemanes que les costará caro.

José Luis de la Mata Sacristán dijo...

Resulta incomprensible el que los alemanes no se lanzaran sobre las playas... no es extraño que casi todo el mundo pensara que Alemania iba a llevárselo de calle...

Sila dijo...

Por cierto, se me olvidó comentarlo en el post. La grabación de Churchill tan famosa... no es de Churchill. Parece ser que el discurso en el Parlamento no fue grabado, pero fue tan bueno que los servicios de propaganda y de inteligencia pidieron a Churchill que lo repitiera para que se retransmitiera al Imperio. Churchill, que tenía bastantes cosas en las que pensar, se negó, así que se recurrió a un intérprete.

Cayetano: gracias por el aviso que dejaste en el post anterior. Ya estaba enterado, pero gracias de todas maneras. A ver como solucionamos esta situación.

miguel dijo...

Coincido con lo dicho, uno de los primeros grandes errores de alemania al no haber atacado a los aliados en Dunkerque. Entiendo cual fue el motivo que llevó a Hitler a tomar la decisión de no atacar en masa, pero hasta me suena a contradictorio, quién lo hubiera imaginado en aquella época sabiendo de lo que era capaz el fuhrer..

Publicar un comentario