Jueves, 9 de Noviembre de 1939

|
ALEMANIA: La radio alemana informa oficialmente del atentado de ayer en Munich en el que murieron ocho personas y acusa al Reino Unido y sus servicios de inteligencia de estar detrás de ello.


VENLO (HOLANDA): Venlo, una pequeña y apacible localidad holandesa a menos de ocho kilómetros de la frontera alemana, es el escenario de un, cuanto menos, curioso incidente. Desde unos días antes, el Mayor Richard Stevens y el Capitán Sigmund Payne Best, oficiales del MI6, el servicio secreto británico, llevaban reuniéndose en el café de la localidad con Mayor Schaemmle, un oficial alemán antinazi que afirma representar a altos oficiales germanos dispuestos a derrocar a Hitler. Sin embargo, Schaemmle es en realidad Walther Schellenberg, un agente de la GESTAPO que trata de engañar a los dos agentes británicos para que le suministren información sobre los elementos antinazis dentro de Alemania.

Hoy y al igual que en otras ocasiones, Stevens y Best se dirigían en su coche a su cita con el agente alemán, cuando su coche es tiroteado por una ametralladora a las afueras de Venlo. Inmovilizados, los dos espías británicos son capturados por agentes de seguridad alemanes, que los obligan a cruzar la frontera. Una vez en Alemania los dos agentes del MI6 son interrogados, encontrándose entre los efectos personales de uno de ellos una lista con varios agentes británicos infiltrados en Alemania y Checoslovaquia. La GESTAPO podrá en los días siguientes desarticular varias redes de espionaje británico. Este será uno de los golpes más duros que recibirá la inteligencia británica a lo largo de la Guerra.

El capitán Richard M. Stevens (izquierda) y el mayor Sigmund Payne Best, oficiales del MI6 británico. La prensa alemana dará la noticia de su detención el 19 de Diciembre y los acusará de ser las cabezas de la inteligencia británica en Europa Occidental.


FINLANDIA: El gobierno finlandés realiza nuevos comunicados afirmando que jamás aceptarán la instalación de bases militares extranjeras en su territorio nacional. Mientras, prosiguen las negociaciones con la URSS en Moscú, cada vez con menos esperanzas de un desenlace favorable.


SUDÁFRICA: La policía sudafricana anuncia que ha desmantelado una conspiración de simpatizantes nazis para atentar con explosivos contra industrias vitales para el esfuerzo bélico en Pretoria y Johanesburgo.

3 comentarios:

Cayetano dijo...

Con los dos oficiales británicos detenidos por los nazis has introducido un elemento fundamental en la guerra: el espionaje y el contraespionaje.
Algo básico, aunque menos deslumbrante, para las operaciones militares.

Manuel dijo...

Pienso que el espionaje forma parte importante de toda guerra. Hoy en dia más sofisticado y tecnológico, pero espionaje al fin
Saludos

José Luis de la Mata Sacristán dijo...

El MI6 se cubrió de gloria...

Publicar un comentario